BRICO #6: Montar una cerradura al asiento de una GUZZI V50

Hola amigos:  Estuve hace unos días por Madrid, con mi Guzzi V50, a por unos repuestos, y cuando llegue a mi casa, descubrí que me habian birlado las herramientas y bujias que llevaba en la caja de debajo del asiento ¡¡¡¡¡??$$##¡¡¡, menos mal que no deje la documentación.

Las guzzis V50 de 1ºserie no tienen ningún mecanismo de seguridad en el asiento y con solo levantarlo se accede al cajetin de las herramientas, asi que se tarda 2 segundos en “limpiarlo”, se ve que la crisis afecta al robo de piezas que en su dia no merecian la pena.

guz 010

Para no repetir experiencia, he decidido montar una cerradura, aprovechando un agujero que tiene hecho el asiento en un lateral.

no se porque tiene este taladro hecho, pero lo voy a utilizar para poner la cerradura

no se porque tiene este taladro hecho, pero lo voy a utilizar para poner la cerradura

La cerradura que voy a utilizar, corresponde a una de buzones, que es muy facíl de acoplar y darle forma, además de barata.

guz 014

esta cerradura es la que montaremos

para ajustar el hueco, utilizamos una broca cónica

para ajustar el hueco, utilizamos una broca cónica

ya hemos adaptado el agujero a la medida de la cerradura

ya hemos adaptado el agujero a la medida de la cerradura

la base de la cerradura, tiene un pequeño resalte, para impedir que se mueva

la base de la cerradura, tiene un pequeño resalte, para impedir que se mueva

utilizamos una pequeña lima de sección cuadrada, para ajustar el hueco, teniendo en cuenta la posición que tiene la cerradura en cerrado.

utilizamos una pequeña lima de sección cuadrada, para hacer el rebaje en el hueco, teniendo en cuenta la posición que tiene la cerradura en cerrado.

ponemos en su sitio la base de la cerradura y la apretamos

ponemos en su sitio la base de la cerradura y la apretamos

con la ayuda del tornillo de banco, vamos dando la forma deseada a la lengueta de cierre

con la ayuda del tornillo de banco, vamos dando la forma deseada a la lengueta de cierre

montamos la lengueta en la cerradura y hacemos pruebas de cierre

montamos la lengueta en la cerradura y hacemos pruebas de cierre

una vez comprobado que está en su sitio, vamos a hacer el anclaje al bastidor

una vez comprobado que está en su sitio, vamos a hacer el anclaje al bastidor

vamos a utilizar una hembrilla con rosca de metrica 6, para hacer el anclaje de la cerradura

vamos a utilizar una hembrilla con rosca de metrica 6, para hacer el anclaje de la cerradura

lo doblamos en forma de L

lo doblamos en forma de L

y cortamos a la medida deseada

y cortamos a la medida deseada

suavizamos el corte en la piedra

suavizamos el corte en la piedra

marcamos donde tiene que ir el anclaje, con la ayuda de un destornillador

marcamos donde tiene que ir el anclaje, con la ayuda de un destornillador

marcamos dónde tiene que ir el anclaje, dando un poco de margen

marcamos dónde tiene que ir el anclaje, dando un poco de margen

con un botador, marcamos para taladrar el bastidor

con un botador, marcamos para taladrar el bastidor

hacemos el taladro

hacemos el taladro

vamos a utilizar un juego de machos de metrica 6, para hacer la rosca en el bastidor

vamos a utilizar un juego de machos de metrica 6, para hacer la rosca en el bastidor

solo pasamos los dos primeros machos, para dejar la rosca "dura"

solo pasamos los dos primeros machos, para dejar la rosca “dura”

roscamos el anclaje hasta el tope

roscamos el anclaje hasta el tope

y por si acaso lo fijamos con pegamento

y por si acaso lo fijamos con pegamento

para ajustar un poco más, forramos el anclaje con un trozo de macarron de gasolina

para ajustar un poco más, forramos el anclaje con un trozo de macarron de gasolina

y así queda terminado

y así queda terminado

bueno, ya tenemos cerradura, y un poco más de seguridad.

bueno, ya tenemos cerradura, y un poco más de seguridad.

 

Hasta la próxima amigos.

Restauración MOTO-GUZZI V50 de 1976

Esta vez se trata de una Guzzi V50 bicilíndrica, que en su día tuvo mucho éxito  aunque se quedaba pequeña de cilindrada y en seguida salieron al mercado sus hermanas mayores.

Para variar, se encontraba en un pajar semiderruido y dentro de un bloque de barro y paja, casi costó más sacarla de allí que restaurarla….

Tenía algunas preparaciones “choper”, apoyapiés delanteros de varilla corrugada de encofrar, respaldo asiento trasero puro tubo hierro, etc. Que rápidamente han sido corregidas.

Se reparó, no solo el bastidor, si no también  motor, embrague, transmisión  caja cambio y frenos, curiosamente el freno delantero es por cable que acciona la bomba hidráulica y actúa sobre sólo uno de los discos delanteros, el otro disco delantero actúa conjuntamente con el freno trasero.

No os canso más, ahí van las fotos.

Esta Guzzi V50, estaba en un pajar semiderruido, y llegó con barro y paja por todos los lados.

En este estado llegan la mayoría de las restauraciones

El barro ha llegado a entrar hasta dentro de los carburadores

Le han soldado unos reposapiés delanteros de auténtica “ferralla”

Después de una limpieza “al chorro de agua”, aparece una V50 del 76

Hasta brilla la tapa del alternador/encendido

Tiene bastante trabajo, pintura, cromados, motor, instalaciones, así que la voy a echar abajo y empezar desde la base.

Este es el chasis desarmado y listo para llevar a lijar y pintar

El motor se saca bastante bien, y permite trabajar en él sin problemas

Suelta la caja de cambios, tenemos acceso al embrague y la transmisión

Es el momento de cambiar juntas y gomas y revisar la barra de transmisión

Ya tenemos el bastidor y el motor en su sitio

Ni las llantas se han salvado del óxido

Una vez limpias y pintadas, parecen nuevas

La rueda en su sitio y probados los frenos, disco izd, freno delantero, disco dch. combinado con el freno trasero

Fallos de carga, hacen revisar el alternador, en este caso estaba bien, fallaba el regulador, pegado por el óxido.

Ya llegó el resto de la pintura, y se consiguió un asiento usado con su asidero

Terminada, ha cambiado un poco.